MENU
img_0443.jpeg

Cuándo decidí correr el maratón de Sevilla

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneDigg this

Esta entrada del blog es especial. Aunque la publique hoy, realmente empecé a escribirla hace unos años, allá por el 2009, cuando empecé a correr con otros corredores, hoy algunos de ellos amigos, que contaban su preparación para la maratón.

Empezaré por el germen de todo. Siempre me ha gustado hacer deporte, especialmente los deportes de equipo. Por molestias en el tendón de aquiles dejé el futbito y empecé con el padel. De forma complementaria solía ir al gimnasio buscando ponerme en forma. Fué así como empecé a salir a correr, cuando todavía no se le llamaba “running”. Nada serio, el único objetivo era bajar de peso y complementar el ejercicio que ya hacía en el gimnasio y los partidos de paddle. Mi única compañía durante los 30min era un pulsómetro y la medición de distancia la hacía en google maps.

Cuándo me puse el primer dorsal

Fue en el verano de ese año 2009 cuando por primera vez me puse un dorsal. Aprovechando los días que mi hermana estaba con nosotros de vacaciones nos inscribimos en una carrera en la playa de Sanlucar. Esta carrera nunca la olvidaré ya que fue la primera y en la que quedé el último. No sabía que eran los ritmos aunque si que cuando iba incrementaba la velocidad las pulsaciones subían por la nubes. En aquella carrera descubrí que el entrenamiento lo es todo, especialmente cuando pretendía seguir el ritmo de un hombre de más de 60 años al que pretendía seguir. Duré menos de 2km, desfondándome totalmente. Una vez en meta escuché que ese hombre llevaba toda la vida corriendo y varias participaciones en los 101km de Ronda.

Ese mismo año me apunté a la carrera nocturna del Guadalquivir de Sevilla, cuando era gratis y aún no se buscaba tener un record de participación. La fiebre del running aún no había empezado. Tras la carrera por la playa, de menos de 10km, me enfrentaba a una carrera de 11-12km. Con un grupo de compañeros de trabajo. Corriendo unos 30min un par de veces por semana como única preparación me enfrenté a este primer reto. Sentí una gran satisfacción por acabar una carrera, con mucho esfuerzo, y obtener una medalla al finalizar la misma. Aún recuerdo como me dolían las piernas al acabar. Fue mi primera participación en la nocturna de Sevilla y hasta ahora he sido fiel a la cita todos los años. Las primeras participaciones buscaba mejorar respecto al año anterior y en las últimas ya me dedico a disfrutar y acompañar a mi amigo Ricardo.

Carrera nocturna con mi amigo Ricardo

Carrera nocturna con mi amigo Ricardo

Corredor social

Tras la participación de la nocturna y con el paso de los meses, salir a correr se hizo parte importante de mi rutina semanal. Una nueva carrera nocturna y una red social llamada Strands, apadrinada por algunos atletas españoles como Abel Antón, me hizo tener aún más contacto con este mundo. Recuerdo a una persona apodada LoboEstepario que estaba al día de casi todas las carreras. No se si lo conoceréis pero es una persona que empezó a correr mucho antes de que existiesen camisetas técnicas, pronadores, GPS y geles. Ahora que lo pienso, si no lo conocéis es que  … imposible, lo tenéis que conocer. Para el que no haya conocido Strands, en ella, los miembros colgábamos los entrenamientos, le añadíamos fotos, comentábamos los entrenamientos de otros, se organizaban quedadas, etc… Era el facebook de los corredores, hecho para los corredores. No he visto nada más completo al respecto, pero la crisis no perdona y la falta de patrocinio acabó con esta red social.

Pero estábamos hablando de LoboEstepario, también conocido como José Luis Olivares. Empecé a quedar con él para entrenar y fué así como conocí muchos parques de Sevilla, aprendí qué eran los estiramientos dinámicos y cómo era posible llevar un ritmo sin mirar el gps. Respecto a lo segundo aún tengo dudas de si no fue él el que los inventó. Durante los rodajes que he compartido con él siempre aprendí algo. Unas veces cómo hacer las cosas y en otras cómo no hacerlas, dependiendo de si su experiencia había sido positiva o negativa. Quizás su relación amor/odio con el maratón fue lo que me hizo sentir curiosidad por esa distancia.

Carrera de Fondo del Aljarafe con José Luis

Carrera de Fondo del Aljarafe con José Luis

A partir de quedar con José Luís me uní a muchos de los entrenamientos que se organizaban de forma espontánea. Corredores de todos los niveles, sin ningún tipo de prepotencia, a pesar de su nivel, y que estaban dispuestos a escucharme y animarme. Conocí así a mucha gente, de los cuales destacaré a algunos, aunque hay muchos más.

Una de las kedadas por la Ruta del Agua

Una de las kedadas por la Ruta del Agua

Empezaré por un tal Javier Serrano, de los Forregan, que siempre ejercía de guardaespaldas de su compañera de club Carmen Román. Lo que más me sorprendía al principio de él fue el cigarro que se fumaba después de entrenar. Cuando me decidí a realizar mi primer medio maratón compartí muchos entrenamientos con él. Muchos rodajes por Camas y San Juan corriendo paralelos al río Guadalquivir, por el Alamillo y la Cartuja y alguno por la Ruta del Agua, buscando hacer juntos el medio maratón de la Cartuja. Una sobrecarga en el piramidal la semana previa frustró mi debut en esa distancia y dejo una cuenta pendiente: hacer juntos 21km con un dorsal. De momento no parece posible, pero no pierdo la esperanza amigo.

Carrera Marismas del Odiel con Javier Serrano

Carrera Marismas del Odiel con Javier Serrano

Gracias a Javier Serrano conocí a otro Forregan, este muy particular. Un frances que guarda el secreto de la poción mágica para los corredores. Una bebida recuperadora de la que solo él, Thierry Robache, conoce. Con él sólo he podido compartir una carrera, una nocturna del Guadalquivir, el la que disfruté de la particular Haka Forregan. Me hubiera gustado compartir con él alguna carrera, pero una lesión de rodilla lo impide en estos momentos.

Thierry, Javier y yo ejerciendo de fotógrafos en La Pretoriana

Thierry, Javier y yo ejerciendo de fotógrafos en La Pretoriana

El intento fallido de hacer una media maratón no quedó ahí. La media maratón Bahía de Cádiz, unos meses después, significaron para mí los primeros 21km completados. Fue especial ya que la llegada era en la Plaza San Juan de Dios de Cádiz, justo enfrente del Ayuntamiento, coincidiendo con las celebraciones del bicentenario de la Constitución. Me hizo mucha ilusión acabar mi primera media en mi ciudad natal. Como recuerdo ahí estuvo Alfonso Martín, que tuvo el bonito detalle de regalarme la camiseta conmemorativa que daban a la llegada y que ya se había acabado cuando yo llegué.

Mi primera media maratón

Mi primera media maratón

He mencionado a Carmen Román, otra antigua Forregan y actual Pretoriana, un ejemplo de que querer es poder. La conocí trotando en las carreras del IMD y ahora no hay carrera ni ultra que se le resista, tenga los kms que tenga. Es imposible no reconocerla, es la única persona que puede llevar decenas de kms en las piernas y no perder la sonrisa. Si encima comparte kms con Havié Rosales su sonrisa sus carcajadas la delatarán.

Hablando de Havié Rosales, un profesor de instituto que ya quisiera yo haber tenido. Otro con los que no te aburriras si corres junto a él. Te contará una y mil historias, a cual más desternillante, entre los calificativos caricaturizantes que te va soltando sobre él, hacia tí y al resto de corredores. Lo conocí desplegando su particular estilo de correr en las carreras del IMD y ha evolucionado a la ultra distancia. Las malas lenguas dicen que elige las carreras en función de la cerveza que reparten al acabar. Eso si, cuando hay que ponerse serio es capaz de luchar hasta la extenuación por una maratón popular en Sevilla. Para mi un romántico de este deporte y grandísima persona. Su último reto, escribir un libro junto a su inseparable Angel Benito (otro pozo de sabiduría maratoniana): “El gel del km 7″. No dejéis de comprarlo si queréis echar unas risas y pasaros por su blog para que puedar tomarse alguna cerveza (no olvidéis pinchar la publicidad).

Carmen y Havié compartiendo kms

Carmen y Havié compartiendo kms

Otro corredor y magnífica persona con el que he compartido tardes de entrenamiento por parque del Alamillo y río Guadalquivir es Jesús Fdez. Rico, un supinador muy especial, que lo mismo corre una carrera popular en Extremadura que se va al Lago Tahoe a correr un maratón. Su prioridad es disfrutar de las carreras sean de la distancia que sean. Muchas tardes nos hemos cruzado por el río, cada uno dándole duro al entrenamiento , animándonos mutuamente. Actualmente lesionado y fuera del circuito, espero que se recupere pronto.

Carrera Villa de San Juan con Jesús

Carrera Villa de San Juan con Jesús

Si la calidad personal añadimos la deportiva, no hay que olvidar a Ruth Jarana y José Manuel Espinar. No solo son excelentes personas, además es un placer verlos correr. Sin dedicarse profesionalmente al atletismo son todo un dechado de virtudes técnicas. En el caso de Ruth, da la sensación que corre flotando.

Además de correr y compartir kms también he leido muchos de los consejos y crónicas que se han compartido en las redes sociales. En este punto  no puedo olvidarme de Miguel Fernández Olivero (Carpe), toda una enciclopedia de remedios caseros, equipación y consejos. En lo referente a las crónicas, imprescindibles las de Javier Balbuena. Ha sido por su culpa que haya puesto como fija la media maratón cross de La Puebla del Río como fija en el calendario. Si tienes dudas sobre una carrera mira en su blog (otro de los imprescindibles) y, caso de haberla corrido, te ofrecerá todo lujo de detalles de su participación en la misma. También encontrarás en su blog detalle de los entrenamientos que realiza y que pueden servirte como referencia. Sus entrenamientos para el maratón también han sido fuente de inspiración para mi.

Media Maratón Cross La Puebla del Río con Javier Balbuena

Media Maratón Cross La Puebla del Río con Javier Balbuena

Aunque he corrido muchas medias, aún no he podido bajar de las 2h y mira que lo he intentado. Hasta conté con una liebre de lujo en David López Lafuente. Me marcó el ritmo en un 10K en Sevilla como preparación para la media maratón Bahía de Cádiz y se ofreció a hacer lo mismo en dicha media. Durante esta media, fue marcandome el ritmo desde el inicio y acompañándome y animándome cuando las fuerzas me fallaron, entrando juntos en meta. Ahora ha cambiado las zapatillas por los patines porque cuando se propone algo lo consigue. Espero que “el monstruo” que a veces le visita siga lejos por mucho tiempo.

Media Maratón Bahía de Cádiz con David

Media Maratón Bahía de Cádiz con David

Como no podía ser de otra manera no solo he evolucionado durante estos años en la faceta como corredor, también he evolucionado respecto al terreno donde me gusta correr. Sería atrevido por mi parte decir que me gusta correr por montaña ya que no me he enfrentado aún a una carrera de este tipo, pero si se que me encanta correr por el campo y hacer trails. Es otra forma de disfrutar mientras corro y me permite disfrutar de parajes naturales que desconocía, muchos de ellos muy cerca de los lugares por donde me muevo. De hecho, mi último descubrimiento , gracias a @Fozem (Emilio J.Pascual), es la sierra de San Cristobal, a escasos kms de Valdelagrana, con una carrera como el Trail Pirata que circula por ella.

Por la Sierra de San Cristobal con @Fozem

Por la Sierra de San Cristobal con @Fozem

Muchas carreras han pasado, muchos kms he compartido con estas y otras personas, y muchas fotos tengo como recuerdo. Algunas de ellas de Footing Pepito, otro fiel  a las carreras populares, aunque como fotógrafo desinteresado. Muchas horas me he pasado mirando sus galerias en busca de una foto durante la última carrera en la que he participado. Aunque sólo lo conozco a través de las redes sociales y por amigos comunes, le estoy muy agradecido por las fotos que tengo gracias a él. Las galerías con sus fotos las tenéis en la web de la Escuela de Atletismo Mauri Castillo a la que podéis acceder aquí.

Casi lo olvido, hay una última cuenta pendiente de la que aún no he hablado: correr en Lanzarote. Planifiqué unas vacaciones de verano a Lanzarote con la excusa de participar en la Tinajo Trail. Buscaba viajar a las Islas Canarias y una carrera por la zona cuando llegué al blog de Antonio M. Navas (@tpnavas). Al igual que Javier Balbuena, sus crónicas de carrera no dejan lugar a la imaginación y son una auténtica guía de las carreras en las Islas Canarias. Tuve que anular el viaje por un imprevisto y es una carrera que espero poder hacer algún día.

Así he conocido a través de estos años y carreras a muchas más personas como Diego Meca, Marisa Márquez, Simón Castilla, Rafa Ruíz, Teófilo Castro, José Sosa, José Mariano Fuentes, Kiko Blazquez, Emilio J. Pascual y tanto otros. Tampoco me olvido de los amigos que ya conocía antes de empezar a correr. Hace unos años, ya decenas, quedábamos a tomar copas y nos acostábamos de madrugada. Ahora nos levantamos un domingo casi de noche y compartimos un rato de “funning”, como le gusta decir a mi amigo Rafa. ¿Cómo han cambiado las cosas verdad Salva?

Un poco de "funning" con los amigos

Un poco de “funning” con los amigos

La hora de la verdad

Y así llegamos hasta el verano de 2015 donde me decidí a correr el maratón de Sevilla. Llevaba un par de años con este objetivo rondándome la cabeza, pero no me sentía seguro de poder completar una preparación adecuada. La insistencia de mi hermana y tenerla como acompañante en el maratón me hizo decidirme.

Entrenando con mi hermana

Entrenando con mi hermana

El mes de enero ha sido el que más carga de kms y competiciones he tenido. Al igual que otros años hice las medias maratones de La Puebla del Río y de Sevilla-Isla de La Cartuja, intercalando en esta ocasión los 30km del Gran Fondo del Guadiamar. La media maratón cross de La Puebla del Río, donde logré mejorar respecto a años anteriores, tanto en tiempo como en sensaciones, me la planteé como un rodaje largo previo al test que realizaría en los 30km  del siguiente fin de semana. Estos 30km me servirían para probar los geles y ropa que llevaría en la maratón, así como las sensaciones a un ritmo ligeramente más rápido al de la maratón. Obtuve unos resultados satisfactorios, aunque me plantearon algunas dudas. Ya en el último rodaje largo, en la media maratón de Sevilla, despejé la mayoría de dudas y significó una importante inyección de moral.

A 31 de enero ya tenía todo el trabajo hecho y solo quedaba empezar el tapering e intentar mantenerme en el nivel alcanzado hasta el día 21 de febrero. Sin embargo, esa misma noche sufrí un insoportable dolor encima de la zona lumbar que irradiaba hacia delante y que me obligó a desplazarme a urgencias. El diagnóstico no tenía dudas, cólico nefrítico. Las consecuencias han sido unos 10 días de inactividad y una vuelta al ejercicio cargada de dudas.

Han sido meses de muchos entrenamientos, de levantarme los fines de semana temprano para entrenar, de molestias en el tendón de aquiles, visitas al fisio, sacrificar mi vida personal y la de mi pareja, para llegar al 21 de febrero. Tras los 10 días de inactividad el nivel de forma física en la que me encontraba ha disminuido lo suficiente como para que aflore el miedo sobre el desenlace final. Lo único que me tranquiliza es que no llevo ningún tipo de presión sobre tiempos/ritmos.

Por fin el 16 de febrero la pequeña piedra sale al exterior. A pesar de su tamaño, escasos 2mm, me ha dado la sensación de quitarme un gran peso de encima y, aunque con prudencia, ha supuesto una importante inyección de moral. Se que las últimas semanas, destinadas a descarga, no han sido como tenía planeado, pero al menos he descansado.

Hoy, ya en vísperas del maratón, con el dorsal ya recogido, únicamente me queda acabar de preparar las cosas y descansar. Como no podía ser de otra forma, la misma persona con la que entrené y que me habló del maratón ha sido la misma que hoy me ha hecho entrega del dorsal y me ha dado los últimos consejos. El más importante, que disfrute que el primer maratón no se olvida.

Un maratoniano entregando el dorsal a un novato

Un maratoniano entregando el dorsal a un novato

El domingo toca levantarse temprano, como en una de esas últimas tiradas largas con dorsal del mes de enero. Correré el maratón mientras las piernas aguanten, intentando disfrutar al máximo y saboreando cada km, sabiendo que algunos serán dulces y otros amargos. El primer maratón sólo se corre una vez, así que seguro que lo recordaré para siempre.

Gracias de antemano por los gritos de ánimo que se que recibiré.

¡¡¡NOS VEMOS CRUZANDO LA META EN EL ESTADIO DE LA CARTUJA!!!

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneDigg this

2 Responses to Cuándo decidí correr el maratón de Sevilla

  1. Preciosa entrada. Me ha hecho gracia el comentario de que empezaste con un pulsometro y midiendo en google maps.
    Cuando yo empecé no existían los pulsometros, y medía con un curvimetro los mapas del ejército. O bien fando simplemente vueltas al Parque de María Luisa.
    Todo lo que has escrito es la prueba que lo importante es el camino. Lo más difícil es lo que has hecho para llegar aquí. Ahora sólo queda lo más fácil. Disfruta del recorrido, vive y siente cada metro. En los primeros kilómetros fíjate más en el exterior, poco a poco irá saliendo tu interior. Y entonces será el momento que tanto habías esperado. Ahí ya te habrás encontrado con ella. Lucha, no desfallezcas, no te rindas. Lo vas a conseguir, porque lo mereces, lo sabemos. Disfruta y siente cada metro.
    “Existe un lugar, que mide 195m, y dura la eternidad. Yo quiero ir a él siempre que pueda”.
    (Esta frase no es mía)

    • hsantander dice:

      Me alegro que te haya gustado la entrada. La verdad es que es lo que sentía y en cierto modo resume, en personas, como he llegado hasta plantearme hacer el maratón.
      Ahora, una vez finalizado, queda saborear los recuerdos que me ha dejado e intentar resumirlos en forma de crónica.
      Enhorabuena por un nuevo maratón finalizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>